El Valle de la muerte

Large b0c775df bd45 4dc6 8a0a b1a36793e42d

Un lugar parecido a la friendzone,

Dentro de este largo y rocoso camino que se llama emprender, vas a encontrarte con que no basta solo con tener una buena idea, tener las ganas y echarla a andar, hace falta mucho más que eso para que puedas pasar de ser un wantrepreneur (son todas las personas que dicen que son emprendedores o que quieren hacer un negocio pero no hacen absolutamente nada) a un verdadero Elon Musk.

El proceso de emprender está compuesto por diferentes etapas y cada una de ellas se vive de manera diferente.

Empiezas teniendo una idea en la regadera que (según tu) a nadie en el mundo se le ha ocurrido nunca y que si la haces, una semana después vas a convertirte en millonario (BIG MISTAKE), así que no pierdes el tiempo y decides que este es tu gran momento, convences a uno que otro ingenuo que vas a cambiar al mundo con tu idea y que si no se une a hacerlo contigo va a dejar pasar su oportunidad de pegarla en grande.

Un error que puede complicar mucho las cosas en una etapa inicial, es escoger a los socios incorrectos, el pensar que porque son mejores amigos de la infancia y los dos quieren ser empresarios exitosos no es una buena razón para tomar una decisión tan importante a la ligera, lo ideal es ver si realmente son compatibles en carácter, tienen habilidades complementarias, están completamente comprometidos y el rumbo que decidieron para esta nueva etapa es el mismo (puede que cada uno quiera llevar el barco hacía una dirección diferente y este puede ser el principio de un fin desastroso).

Después que solucionas todo esto, te avientas a crear tu idea y es aquí…si, desde aquí, donde empiezan los grandes errores y entre más errores cometas, más difícil va a ser el valle de la muerte.

  • ¿Tuviste un problema que tu producto soluciona?...claro, por que no pensar que todo el mundo tiene el mismo problema, así que todos querrán definitivamente lo que vas a hacer.



El no hacer una investigación previa sobre lo que pasa allá afuera, entender el mercado e identificar una problemática real, es un error que te puede costar MUCHO, de verdad mucho tiempo y dinero a la hora de emprender.

Este es uno de los errores más comunes y donde muchos se quedan en el camino. Empiezas con mucha emoción lanzas tu producto y luego?...te das cuenta que nadie quiere lo que estás haciendo y mucho menos pagarían por eso.

¿Qué salió mal? Si todos tus cuates te dijeron que era la mejor idea que han visto...

Después de esto, es donde la caída desde la nube más alta te abre los ojos, decides hacerle un poco de caso y darte cuenta que no todo es como pensabas.

Si llegas vivo a este momento, es aquí cuando empezarás a analizar más detalladamente donde estás parado y harás un poco mejor las cosas (relájate, esto apenas empieza).

Está situación te obligará a tener unos nervios de acero, un estomago fuerte, mucho temple y paciencia, básicamente te volverá una especie de superhéroe (o al menos debería)

Cuando estás en el abismo, en ese lugar que es la "friendzone del emprendimiento", empezarás a tener hábitos diferentes, tu relación con las personas cambiará, la mayor parte del tiempo te la pasarás pensando, serás mucho más analítico y observador y muy seguramente te vuelvas un emprendigente (si, todas estas historias son verdad).



Algunas características que deberás tener para esta etapa son:

Pasión: Aquí es donde los verdaderos emprendedores se separan del resto.

La pasión es fundamental para aguantar los golpes más duros en el limbo, si tienes pasión sobre lo que haces, muy seguramente harás todo lo que puedas para salir adelante, este ingrediente es clave para poder transformarte como emprendedor y ganar la batalla.

Aprendizaje: Si no aprendes, fracasas.

Ahora eres (o al menos deberías) ser una esponja de conocimiento aprendiendo y analizando todas las situaciones y variables que impactan a tu startup, el aprendizaje te ayudará a entender mejor que decisiones tomar para acelerar la salida del valle.

Rapidez: La agilidad se volverá tu aliado más grande

¿Has escuchado esa frase de fracasa rápido y fracasa barato?, pues es real, en este momento hay muchas cosas que aprender y muchas decisiones que tomar, la rapidez es un tema crítico en esta etapa, el saber moverte rápido te ayudará a desechar las cosas que no sirven y dejar las que si, construyendo solamente con las piezas que funcionan dentro de tu rompecabezas, así evitarás quedarte inmerso en el valle de la muerte por meses, o inclusive morir ahí.

Está etapa de experimentación te hará entender mejor lo que haces, lo que no haces y lo que deberías hacer (lo más importante) y te obligará a cambiar cosas en tu emprendimiento donde algunas veces tendrás buenos resultados y otras (la mayoría) no, lo ideal es seguir una metodología como Lean Startup, te ayudará en todo el proceso de experimentación, pivoteo y crecimiento.



Este momento es crucial para llegar a la tan deseada tierra prometida y construir, ahora si, ese producto que el mundo quiere, tendrás retos mayores y con muchas más ideas sobre la idea original que pensaste, de la cual te darás cuenta que tu frankenstein (tu startup) seguramente no se parece en nada a lo que ideaste en un inicio.

Esta etapa puede ser una de las más largas que vas a vivir, incluso meses y te costará muchas frustraciones, pero te darás cuenta que vale la pena si logras llegar al siguiente paso.

Así que…piénsalo dos veces antes de aventarte sin paracaídas y planea bien las cosas, te ayudará mucho en este inevitable pero necesario proceso.

Otras publicaciones